Protec: Optical Sorting Technology desde hace un cuarto de siglo

Protec diseña, desarrolla y fabrica sistemas electrónicos de inspección y clasificación basados en sensores ópticos, para la industria alimentaria y en especial para el sector agroalimentario. Desde hace más de 25 años, invertimos cada día en investigación y desarrollo para responder de la mejor manera posible a las múltiples necesidades de nuestros clientes. Nuestra gama de clasificadoras ópticas para la agricultura y el procesamiento industrial de productos alimenticios es el fruto de una larga experiencia de diseño y de gestión , así como de un equipo de profesionales altamente competentes y motivados.

INFO POINT
Optical Sorting Technology

Una historia italiana: la pasión por el trabajo de Luigi Sandei

El patrimonio de conocimiento de Protec ahonda sus raíces en la historia misma de la Empresa. De hecho, Protec es creada en 1990, gracias a la pasión y a la experiencia de más de veinte años de un profesional con gran visión de futuro y único en el sector agroindustrial: Luigi Sandei, primer fabricante europeo de las cosechadoras automotrices para tomates marca “Sandei”. Consciente de la innovación que representaba la aplicación de los sensores ópticos a las clasificadoras, gracias a los cuales se reducía el trabajo en la recolección de los campos, Luigi Sandei trasladó su experiencia a la fabricación de las primeras clasificadoras ópticas «made in Italy», aplicándolas a sus propias cosechadoras y, sucesivamente, a la industria del procesamiento del tomate.
Hoy día, Protec desarrolla y fabrica clasificadoras ópticas para los sectores alimentario, vitivinícola, pesquero y agrícola.

Optical Sorting Technology

La inversión de ustedes está en buenas manos.

CONTÁCTENOS
Optical Sorting Technology

Proyectos innovadores y soluciones personalizadas

La historia de Protec está en constante evolución. Fabricamos máquinas clasificadoras a la vanguardia, cada vez más eficientes, fiables, precisas, capaces de aumentar la productividad y la competitividad de las empresas del sector agroalimentario. Nuestros clientes son nuestros interlocutores: sus necesidades son retos de diseño que debemos superar en proyectos personalizados.